eficiencia energética

¿Qué es la Eficiencia Energética?

Cuando la disponibilidad de recursos naturales y energéticos es cada vez menor, la necesidad de realizar un proceso de desarrollo sostenible para la sociedad hace que en toda actividad se busque la eficiencia, entendida como conseguir más y mejores resultados con menos recursos, lo cual se expresa en menores costos de producción. Hacer uso de la Eficiencia Energética produce ahorros energéticos, circunstancia que se hace más favorable mediante la combinación de fuentes energéticas menos costosas y la adopción de tecnologías que hacen uso eficiente de la energía.

La Eficiencia Energética puede definirse como la: “reducción del consumo de energía manteniendo los mismos servicios energéticos, sin disminuir nuestro confort y calidad de vida, protegiendo el medio ambiente, asegurando el abastecimiento y fomentando un comportamiento sostenible en su uso”.

Aunque normalmente nos referimos siempre a la energía eléctrica, por ser la más utilizada en la industria, la Eficiencia Energética puede abarcar todas las fuentes de energía utilizadas, como gasoil, gas, vapor, etc.

La Eficiencia Energética no es sólo cuestión de poseer las últimas tecnologías, sino de saber emplear y administrar los recursos energéticos disponibles de un modo hábil y eficaz, lo que requiere desarrollar procesos de gestión de la energía.

¿Para qué sirve la Eficiencia Energética?

La Eficiencia Energética produce entre otras las siguientes ventajas:

  1. Menores costos de producción, al consumir menos energía por unidad producida.
  2. Contribuir al cumplimiento de las exigencias ambientales.
  3. Mejorar la competitividad global.
  4. Mayor capacidad de generación disponible, lo cual permite la utilización del sistema eléctrico disponible para otros usos.
  5. Menor desperdicio de energía y de polución.

Hoy en día para ser una empresa puntera la eficiencia energética en la producción no es solo un valor en alza, sino también una obligación social y medioambiental.

¿Cómo se consigue la Eficiencia Energética?

Pero para evaluar el nivel de Eficiencia Energética lo fundamental es establecer inicialmente indicadores que se puedan controlar y comparar, los cuales dependerán de la actividad que se desea evaluar y darán una visión del estado actual, y cómo evolucionan a partir de ese momento.

Todo esto se consigue con la realización de una Auditoría Energética. Las Auditorías Energéticas nacieron con el objetivo que una empresa conociera de forma detallada cómo contrata la energía, cómo la consume en sus procesos, cuánto repercute en sus costes, compararse con otras empresas del mismo sector y qué posibles mejoras podría realizar para disminuir el coste energético.

A partir de la Auditoría Energética se proponen acciones para mejorar la Eficiencia Energética, entre las más importante encontramos:

  • Cambio energético (sustitución de fuentes energéticas por otras, etc.)
  • Mejoras tecnológicas (iluminación más eficiente, motores de alta eficiencia, cambio de arrancadores por variadores, etc.)
  • Optimización de procesos industriales y automatización (rediseño de sistemas productivos, etc.)
  • Manejo de temperaturas (mejor control de las temperaturas, evitar pérdidas de frío y calor, etc.)
  • Climatización o uso de la luz solar
  • Mejora del factor de potencia